Budapest, la perla del Danubio

La capital Húngara es el resultado de la unión en 1873 de tres ciudades ubicadas a ambos lados del Río Danubio: Buda y óbuda en el occidente y Pest en el oriente. Es una ciudad con un paisaje bastante heterogéneo: la Colina de Gellért con la Citadela, la Colina de Buda con sus bosques y sistemas de cuevas, el Danubio y la Isla Margaret, y Pest en la planicie. Además de sus paisajes, la ciudad es reflejo de la historia de la monarquía Húngara, lo cual hace más enriquecedora la visita a la misma.

Desde 1987, las orillas del Danubio, el barrio del Castillo de Buda y la Avenida Andrássy son Patrimonio de la Humanidad, según la Unesco.

Buda-Pest

Buda, el Danubio y Pest

Y como era de esperarse para una ciudad atravesada por un río, Budapest se caracteriza por los puentes que unen ambos lados de la misma. Son tan propios de esta, que Julio Cortázar los inmortalizó en Lejana, una de las historias de su libro Bestiario.

“Llegó al puente y lo cruzó hasta el centro andando ahora con trabajo porque la nieve se oponía y del Danubio crece un viento de abajo, difícil, que engancha y hostiga…”

Pero, ¿cuál sería el puente que cruzó Alina? Yo creo que fue el Puente de las Cadenas o el Puente de la Libertad, los dos más conocidos de la ciudad:

Budapest_bridges

  1. Puente de las Cadenas (Széchenyi Lánchíd)

Es el más emblemático y antiguo de la ciudad (1849), por tanto el más visitado. Es un puente en hierro forjado y piedra, encargado/pagado por el conde Széchenyi István, escritor y político Húngaro. Al final de la Segunda Guerra Mundial, durante el Sitio de Budapest, el puente fue dinamitado por tropas alemanas. El puente reconstruido se inauguró en 1949, para celebrar el centenario de su construcción.

Este es el puente que debes atravesar para llegar al funicular y a las escaleras que te llevan al Castillo de Buda. Cerca de este también se encuentra el “kilómetro cero”, una piedra que marca el punto de referencia para medir la distancia hasta Budapest desde cualquier punto del país.

Funicular Buda

Funicular Buda, Puente de las cadenas y la piedra del km cero

2. Puente de la Libertad (Szabadság híd)

Este se terminó de construir en el año 1896 bajo el nombre de Ferecn József híd, por Francisco José, emperador de Austria y Rey de Hungría. Es un puente de hierro verde, decorado con cuatro estatuas de bronce de unas aves míticas húngaras llamadas Turul. Según la mitología húngara, esta ave vivía en la cima del árbol de la vida y cuidaba el alma de los recién nacidos, entre ellos Álmos, el líder de las tribus magiares y príncipe de Hungría. El Turul es símbolo nacional de la Hungría moderna.

En resumen, Budapest es una ciudad con una larga e interesante historia, que se puede descubrir en cada calle, plaza o edificio que visites. En las siguientes entradas les contaré un poco más de lugares para visitar en Buda y Pest.

Para ver más fotografías puedes ir a este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s